La Abadía de Melk

La Abadía de Melk fue una de las visitas que más nos gustaron del viaje. La encontramos al final de la etapa por Austria desde Grein a Melk.

Es una abadía enorme que destaca sobre el paisaje desde lo alto. Está en la misma población de Melk, y el carril bici del Danubio pasa justo por delante. Además, no tiene pérdida, ya que se ve perfectamente desde varios kilómetros de distancia al estar sobre un monte que hay en mitad de la ciudad.
La entrada de adulto cuesta 9,50 euros ó 11,50 euros (según si cogemos o no visita guiada). Hay tarifas para familias (19 ó 23 euros toda la familia).
Antes de llegar, en la subida hasta la abadía, encontraremos varios aparcabicis donde podemos dejarlas atadas mientras hacemos la visita.

La abadía fue fundada en 1089, aunque el edificio sufrió numerosas reformas, destacando sobre todo la reforma entre 1702 y 1736, donde adquirió el aspecto barroco que tiene. Es un lugar lleno de historia, no sólo por el edificio, sino también por los libros y manuscritos que hay allí (más de cien mil libros), los cuadros, reliquias, etc. Además tiene unos preciosos jardines.
Web de la abadía: http://www.stiftmelk.at

abadia de melk
La abadía de Melk desde la ruta ciclista del Danubio

abadia de melk
La iglesia de la abadía

melk, ruta del danubio
Las vistas de Melk desde la abadía

melk, ruta del danubio
La entrada a la iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario