Mirador del Meandro de Schlögen

El Meandro de Schlönger es uno de los paisajes más bonitos que podemos ver en toda la ruta ciclista del Danubio, y es una parada obligatoria.

Llegamos a él al final de la primera etapa de la parte de Austria (etapa Passau-Schlöngen). Para verlo, lo mejor es subir al mirador que hay justo donde empieza. Cuando llegamos al comienzo del meandro, tendremos que cruzar al lado derecho (si es que íbamos por el izquierdo). Justo al comienzo del meandro hay un barquito para poder cruzar con las bicis. Dejaremos las bicis aparcadas en el aparcamiento de bicis que hay allí mismo, en la entrada del hotel. Para subir al mirador debemos ir andando, ya que el camino es muy empinado y tiene piedras en la primera parte.

Desde allí, pocos metros más adelante del hotel, podemos subir andando siguiendo la senda marcada que aparece al final del aparcamiento. La senda es a ratos un poco empinada (sobre todo la primera parte), pero en apenas 20 minutos o media hora estaremos en el mirador. El camino hasta el mirador no tiene desperdicio: unos bosques impresionantes, con árboles enormes, que vale la pena recorrer estando atentos en todo momento.

Desde allí nos podemos hacer la foto más típica de esta ruta, desde donde se ve todo este impresionante meandro de granito...

Schlöngen - Danubio
Schlöngen, visto desde el otro lado del Danubio

Schlöngen - ruta del Danubio
El barquito con el que cruzamos con las bicis hasta Schlöngen
Schlöngen - el Danubio en bici
El camino que sube hasta el mirador


Schlöngen - vistas desde el mirador
El meandro de Schlöngen


 Al día siguiente, en la etapa que parte desde Schlöngen (Schlöngen-Linz), podremos apreciar el meandro desde abajo. En este tramo el camino va por la parte exterior del meandro, siendo una de las zonas más bonitas de toda la ruta del Danubio, con el camino que se adentra en el bosque por un lado y el bonito meandro por el otro.
ruta del Danubio en bici
La ruta del Danubio por la parte baja del meandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario